Cinco distracciones típicas que todo bloguero tiene y como solucionarlo.

Ha llegado el momento de crear contenido.

Te sientas delante de la pantalla, abres tu procesador de texto y te sientes inspirado para empezar a escribir tu mega post que atraiga miles de visitas de internautas que navegan por la red dispuestos a devorar la mejor información que tú le vas a ofrecer.

Te pones musiquita, le das forma a la silla para amoldar tu culo, estiras los dedos, un pelín hacia atrás para crujir tu espalda y ¡listo para empezar a escribir!

Comienzas con la primera frase.

Esto va de maravilla.

La de cosas que tienes que contar en este post de hoy, son tantas que ¡lo vas a petar!

1ª Distracción:

Te llega un whatsapp.

Estás perdido como leas el mensaje, le aparezca a la persona que te lo ha enviado que lo has leído y que no has respondido.

Peor aún, si esa persona está en línea y de repente te aparece en la parte superior de la pantalla y con letras verdes…

“escribiendo…”

Ya está. Ahora tienes que seguir la conversación a no ser que le digas:

Perdona no puedo atenderte, estoy escribiendo un súper mega post para la semana que viene.

Solución:

  • Opción 1: Si respondes a la persona con la frase anteriormente indicada podrás seguir con tu post.
  • Opción 2: Si no lo haces te verás sumergido en el sonido de whatsapp, su maravilloso mundo de emoticonos y recibiendo imágenes de mierda que no hacen más que petar tu móvil.

Supongamos que has decidido olvidarte de whatsapp, sigues escribiendo tu mega post, estiras otra vez los dedos y…

2ª Distracción:

-¡Ring, ring!

El móvil suena.

Es tu mejor colega para quedar el fin de semana.

Coges el teléfono, hablas con tu colega más de media hora, al final de quedar para el fin de semana termináis hablando de lo bien que lo pasasteis el otro día tomando unas cañas, te dice de quedar esta misma noche en la que tu tenías planeado escribir tu mega post.

Solución:

  • Opción 1: Le dices que sí y que le den a tu mega post. Comienzas a planear la noche. Adiós a tu mega post.
  • Opción 2: Le dices a tu colega que no puedes salir, que ya habláis otro día y dile que no te hable por whatsapp.

Supongamos que has elegido la opción 2, ¡bien echo! Puedes continuar con tu mega post.

Esperas no tener más distracciones y…

3ª Distracción:

-Tic, tic, tic

La maldita notificación de Facebook de una amiga que ha comentado la última escapada de parranda.

Consejo: Como abras Facebook estás perdido/a.

Solución:

  • Opción 1: No le haces caso a la notificación, pasas ochenta kilos y sigues con lo tuyo.
  • Opción 2: Abres Facebook, pensando en que sólo leerás la notificación y ¡zas!

Te ves sumergido en:

-El evento al que asistirán los de tu clase.

-El vídeo que ha sido súper viral esta semana.

-Los me gustas que has obtenido en tu última publicación.

-Los fans que tienes en la fan page.

-Los comentarios que se han generado mientras intentabas concentrarte en escribir el mega post.

-Olvidaste felicitar a tu prima que fue su cumpleaños ayer, le comentas en plan, “felicidades atrasadas”

-Tienes el chat online y te empiezan a llegar mensajes de tus contactos.

-Te entretienes mirando las noticias del muro.

En fin, si abres Facebook, estás perdido/a.

Supongamos que has escogido la opción 1, no le haces caso a la notificación,  mira con una maldita notificación todo el tiempo que nos hace perder.

4ª Distracción:

-Twet Tewt.

El pajarito de Twitter te dice que está esperando a que twittees algo, que le des a algún retewt o que tu gurú ha comenzado a seguirte.

Solución:

  • Opción 1: Pasas del pajarito y sigues con tu tarea o…
  • Opción 2: Te metes de lleno en Twitter.

Te puede pasar algo parecido que en Facebook.

En definitiva, cualquier red social puede absorberte y hacer que pierdas el tiempo.

5ª Distracción:

-Toc,toc, toc.

Llaman a la puerta de casa.

-Uffs, menos mal, es el cartero.

Si fuera el vecino que viene a por huevos, dependiendo de lo simpático que sea te podrás dar la licencia de perder un ligero tiempo con él o seguir con tu mega post. 😉

Conclusión.

Cuando vayas a escribir tu súper mega post de la semana o algún artículo interesante para tu blog, DESCONECTA.

Y lo pongo en mayúsculas.

De ahí que la vida del bloguero a veces sea un tanto solitaria.

Como blogueros necesitamos concentrarnos, conectar con nuestras ideas y dejarnos de distracciones.

DESCONECTA el móvil, las notificaciones, el sonido y cualquier otra distracción que puede hacer que tu tarde de creación de artículos sea pasada de distracción en distracción.

Es importante que reserves un tiempo en tu apretada agenda social para dedicar las labores al blog ya que si no lo haces puede ser que llegue un lunes y no tengas nada preparado y claro, vendrán los agobios de que no has publicado nada.

Ahora cuéntame;

¿Tu como desconectas? ¿Apagas todos los aparatos que te distraigan? ¿Puedes estar haciendo varias cosas a la vez? ¿Cuál es el lugar en donde mejor te relajas para escribir tus artículos?

Si no te llega la inspiración puedes acudir a la curación de contenidos:

2 comentarios en “Cinco distracciones típicas que todo bloguero tiene y como solucionarlo.

  • Qué bueno. Cuánta razón tienes. Yo desconevto del móvil y me pongo alarmas cada hora. Para cafè y revisión… sólo así consigo avanzar.

    • Hay que concentrarse porque si no al final acabas navegando por mil sitios menos hacer lo que tienes que hacer. 🙂

¡¡¡Comenta si te atreves!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: