Cómo conseguir a tu cliente ideal como entrenador personal.

Hoy toca hablar de como conseguir clientes como entrenador personal. 

Uno de los errores más comunes en entrenadores personales y emprendedores del deporte que quieren montar su propio negocio es no saber quien es el cliente ideal.

Si no conoces a tu cliente ideal acabarás dispersándote y perdiendo tu valioso tiempo por tener que estar atendiendo a diferentes tipos de clientes, cada uno con sus necesidades, problemas y exigencias.

Lo de las exigencias te lo digo por experiencia, cuando no tienes un servicio bien definido y con un cliente objetivo te pasarás delante del ordenador respondiendo correos absurdos de personas que preguntan y nunca llegan a convertirse en clientes.

Una pérdida de tiempo.

Hoy te quiero contar como dibujar a tu cliente ideal para que sepas como vender tus servicios, como enfocarlos a las necesidades de tu cliente ideal y lo más importante de todo, que no pierdas tiempo en la búsqueda de clientes.

Para conseguir clientes como entrenador personal primero tienes que saber quién va a ser tu cliente.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE ELEGIR A TU CLIENTE IDEAL?

Antes de lanzarte a la búsqueda de clientes tienes que saber  a qué tipo de personas vas a ofrecer tus servicios.

Si no lo haces, tendrás clientes de todo tipo y esto puede resumirse en estrés, programas de entrenamiento diferentes para cada tipo de cliente y más trabajo que te quitará tiempo de tu vida como entrenador personal.

Si trabajas con personas que no encajan dentro de tus parámetros como cliente ideal es perjudicial tanto para ti como para tu cliente. El cliente puede sentirse insatisfecho. Un cliente insatisfecho puede perjudicar tu posición, marca e imagen como entrenador personal, ya que este no te recomendará y si lo haces mal, hablará mal de ti. 

Muchos entrenadores personales se pasan horas y horas atendiendo clientes en sus programas de entrenamiento personal, piensan que a cuantas más horas y más clientes, más ingresos obtendrán, pero ocurre justo lo contrario porque a cuantos más clientes, más horas, menos ingresos y pérdida de tu valioso tiempo.

Yo prefiero tener cuatro clientes que paguen por mis servicios específicos y especializados enfocados en mi tipo de cliente ideal, que tener diez clientes cada uno con necesidades diferentes a los que no podré atender adecuadamente porque estaré estresado intentando solucionar los problemas de esos diez clientes.

¿CÓMO CONSEGUIR CLIENTES COMO ENTRENADOR PERSONAL? MI CLIENTE IDEAL.

El cliente ideal es aquella persona que está dispuesta a invertir dinero en tus servicios de entrenamiento buscando una solución a sus problemas.

Uno de los errores que cometen la gran mayoría de entrenadores/as personales es vender a todo el mundo. 

Como entrenador personal piensas que estás preparado para poder ofrecer tus servicios a cualquier persona y seguro que estás capacitado para ello, pero atender a todo el mundo significa volverte loco.

Es importante que cuanto más especifiques tu cliente mejor te irá,  y para ello tendrás que:

  • Conocer a tu cliente ideal.
  • Averiguar qué problemas tiene.
  • Qué va a necesitar de ti.
  • Darle soluciones específicas. 

¿QUÉ PROBLEMAS VAS A SOLUCIONAR A TU CLIENTE IDEAL?

Lo primero que tienes que hacer es pensar en los problemas de tu cliente ideal.

Para ello tendrás que hacer un análisis, ponerte en la piel de tu cliente y conocer cual es su talón de Aquiles.

Ejemplo de cliente ideal:

Hombre entre 45-50 años, que con el paso del tiempo ha ido descuidando su forma física por que ha dedicado el tiempo a su familia y trabajo. Ahora que tiene los hijos crecidos tiene tiempo para hacer deporte, pero le da pereza ir al gimnasio. Tiene ingresos suficientes para pagar a un entrenador personal y un horario que le permite entrenar todas las tardes. Su principal problema es que le da pereza ir al gimnasio. No conoce en su entorno a nadie que practique deporte ya que todos sus amigos siguen con la familia y el trabajo.

Puedes incluir muchísmos más aspectos de tu cliente ideal. 

Lo importante en este punto es que te fijes en el problema que he destacado en este perfil de cliente ideal.

“Le da pereza ir al gimnasio” “No conoce en su entorno a nadie que practique deporte”

ATACANDO AL PROBLEMA EN BUSCA DE SOLUCIONES PARA TU CLIENTE IDEAL

En el ejemplo anterior, al dibujar a nuestro cliente ideal hemos deducido dos problemas de nuestro cliente ideal.

Le da pereza ir al gimnasio y no conoce a nadie en su entorno con quien hacer deporte.

Tras haber detectado estos dos problemas llega la hora de atacar al problema, lo que viene a ser lo mismo que buscar soluciones.

En la búsqueda de soluciones tendremos que meternos en la piel del cliente ideal y ofrecerle soluciones como:

  • Si te aburre ir al gimnasio ven a entrenar conmigo, al aire libre, cuando tú decidas.
  • Si estás cansado de ir sólo al gimnasio ¿Por qué no contratas a un entrenador personal que te acompañe y a la vez te de caña para lograr tus objetivos fit?

Estos son dos ejemplos de como podrías enganchar a tu cliente ideal con dos frases para que se sienta identificado con el problema que tiene.

EN LA SOLUCIÓN ENCONTRARÁS LA SALVACIÓN DE TU CLIENTE IDEAL.

Hemos dibujado nuestro cliente ideal, nos hemos puesto en su piel buscando los posibles problemas que pueda tener, el siguiente paso sería ofrecer soluciones.

Tus planes de entrenamiento tendrán que ir enfocados en este tipo de cliente.

Te pongo dos ejemplos:

SERVICIO 1: Entrenamientos personales para ponerte en forma (GÉNERICO)

SERVICIO 2: Entrenamientos personales para hombres que les aburre el gimnasio. (ESPECÍFICO)

¿Qué ocurre con estos dos ejemplos que te acabo de poner?

En el servicio número 1 está abierto a cualquier persona y en el servicio 2 buscamos una solución específica y concreta para nuestro tipo de cliente ideal.

COMO DEFINIR A TU CLIENTE IDEAL CON DATOS ESPECÍFICOS

Si has llegado hasta aquí espero que tengas claro que tu cliente ideal no es todo el mundo.

Debes aprender de tu cliente, investigarlo y dibujarlo con datos específicos. 

Factores psicológicos:

  1. Necesidades.
  2. Preocupaciones.
  3. Intereses.
  4. Miedos.
  5. Deseos.
  6. Ambiciones.

Factores Demográficos:

  1. Conocer el género de tu cliente.
  2. Edad.
  3. Nivel de estudios.
  4. Donde vive.
  5. Ingresos.
  6. Estado civil.
  7. A qué se dedica.

Hábitos sociales:

  1. Que redes sociales usa.
  2. Si usa el correo electrónico.
  3. Si navega más con móvil o por ordenador.
  4. Si prefiere socibilizar offline.
  5. Intereses.
  6. Pasatiempos.
  7. Aficiones.
  8. Si ve películas o series.
  9. Conocer que hace en su tiempo libre.

Estos son solo algunos ejemplos para conocer en más detalle a tu cliente ideal.

Puedes usar tantos datos como quieras. Cuanto más detalle obtengas de tu cliente ideal, mejor.

¿COMENZAMOS A DIBUJAR TU CLIENTE IDEAL PARA TUS ENTRENAMIENTOS?

Si la respuesta es sí, estás de suerte.

Espero que hayas sacado la conclusión de que ofrecer tus servicios como entrenador/a personal a todo el mundo no es una buena idea. 

Cuanto más conozcas a tu cliente ideal mejor podrás ayudarle.

Ahora quiero ayudarte una última vez.

Mi ayuda consiste en que leas la guía para potenciar tu marca personal como entrenador personal.

La puedes descargar gratis.

Un abrazo y nos vemos en el siguiente artículo. 

Si tienes alguna duda deja un comentario